En lo que respecta a las métricas, ésta es la diferencia entre los buenos líderes y los grandes líderes: Los buenos líderes entienden lo que les dicen los datos. Los grandes líderes utilizan los datos para sacar lo mejor de sus equipos.

Disponer de datos que respalden las conversaciones con sus representantes de ventas elimina la fijación de objetivos poco realistas y le ayuda a evitar la microgestión. No hable con su equipo sobre los resultados, sino sobre las métricas que muestran lo que son capaces de lograr. Deje claro "qué" quiere, y luego deje el "cómo" en sus manos.

La métrica que más preocupa a sus representantes es la de los ingresos. Mostrarles los datos que hay detrás de los ingresos les ayuda a entender de qué palancas pueden tirar para alcanzar sus objetivos. Hace que los números sean reales para ellos.

Descargue el plan completo de Liderazgo Basado en Métricas para obtener más información sobre el uso de datos para motivar a su equipo. Incluye un enlace a nuestra calculadora de métricas, que ayuda a determinar qué datos tienen el mayor impacto en los resultados que estás tratando de impulsar.